Líneas Estratégicas

El consumo de Sustancias Psicoactivas compromete a la sociedad en su conjunto. No es un problema individual y aislado, se deriva de una relación que se establece entre las sustancias y un entorno determinado. La propuesta de Fundación Procrear frente a Sustancias Psicoactivas busca prevenir, reducir daños y tratar a quienes están en riesgo de consumir o los que ya consumen mediante el fortalecimiento del tejido social. Las poblaciones beneficiarias han sido niños, niñas, jóvenes y adultos a través del trabajo que articula una visión comunitaria, sistémica y ecológica invitando a diferentes actores (instituciones públicas, privadas, de base comunitaria). Se cuenta con herramientas para el trabajo de articulación interinstitucional, el fortalecimiento de la capacidad técnica institucional, el acompañamiento, atención directa a sujetos, familias y comunidades inspirados en el Modelo ECO2 el cual ha venido siendo adaptado gracias a ejercicios permanentes como la lectura de realidades y la participación en diferentes redes nacionales e internacionales como RAISSS Colombia.

Frente a la preocupación social por el ejercicio de la sexualidad y entendiendo que no se limita a la genitalidad, Fundación Procrear reconoce que la sexualidad es multidimensional y diversa, constituye el fundamento de la subjetividad, la identidad y la ciudadanía. Fundación Procrear ha desarrollado una caja de herramientas que reconoce estos aspectos y ofrece estrategias que permiten a niñas, niños, jóvenes y adultos, reconocerse en ella, vivirla con autonomía, responsabilidad y respeto. Desde un enfoque de derechos sexuales y reproductivos, se invita a que las comunidades se vinculen y participen activamente a través de sus redes familiares, de pares, de educación y aprendizaje, de vecindad, etc. para empoderarles y hacerles copartícipes del proceso mediante estrategias de base comunitaria como lo propuesto en el proyecto Cuerpos Para La Vida.

Los hombres y mujeres que ejercen el trabajo sexual son estigmatizados y discriminados, hecho que les hace especialmente vulnerables a diferentes riesgos. El trabajo de Fundación Procrear con esta población promueve estrategias en salud, educación, maternidad, recreación y empleabilidad entre otras, para transformar la calidad de vida entre quienes ejercen la prostitución, sus familias y las comunidades donde se asientan; por otro lado, se proporcionan instrumentos para autoridades locales que faciliten el abordaje y comprensión de múltiples fenómenos asociados con entornos de prostitución masculina y femenina, así como herramientas que orientan actuaciones del personal de salud y gobierno para trabajar con esta población. Fundación Procrear trabaja con población diversa en orientación e identidad sexual así como también se vincula a organizaciones de base comunitaria como la Red de Masculinidades No Hegemónicas y Aquellarre.

A pesar de los esfuerzos de las administraciones locales por atender las necesidades de la población habitante de calle y transformar su situación, aún persisten el estigma y marginalidad. Esta población enfrenta riesgos como el hambre, la violencia, la prostitución, el abuso en el consumo de Sustancias Psicoactivas e Infecciones de Transmisión Sexual. En este contexto, Fundación Procrear desarrolla desde una perspectiva comunitaria, sistémica y ecológica diversas acciones para mejorar la calidad de vida de quienes viven en estas condiciones buscando su plena integración social, cultural, económica y política. Por esta vía se reduce y mitiga el daño individual y colectivo asociado al consumo crónico de Sustancias Psicoactivas, el riesgo de Infecciones de Transmisión Sexual, se potencian la confianza y la participación comunitarias como condiciones para mejorar la convivencia y la percepción de seguridad. Este trabajo se realiza mediante cooperación y concertación entre entidades territoriales, comunidad e individuos desarrollando la política pública respectiva a través de estrategias como el Centro de Escucha y el Sistema de Diagnóstico Estratégico.

La prevalencia de Infecciones de Transmisión Sexual es mayor en áreas urbanas que rurales y su incidencia, se ensaña contra poblaciones sensibles, en contextos de gran vulnerabilidad social como personas jóvenes, personas privadas de la libertad, mujeres y hombres en situación de prostitución, habitantes de calle y víctimas del conflicto armado interno. Muchos de los encargados del diagnóstico y atención de quienes viven con Infecciones de Transmisión Sexual, desconocen cómo hacerlo y por tanto, sus actuaciones resultan precarias, incrementando la vulnerabilidad de individuos y comunidades. A través de diferentes acciones como la profilaxis, la cualificación de los sistemas de monitoreo y control epidemiológico y la humanización de la gestión de protocolos de atención, Fundación Procrear trabaja a nivel individual, comunitario e institucional para transformar la realidad de la epidemia de Infecciones de Transmisión Sexual interrumpiendo su transmisión, previniendo el desarrollo de complicaciones y secuelas, así como reduciendo el riesgo de infección por VIH.

Niños, niñas y jóvenes enfrentan riesgos como la delincuencia, el consumo de Sustancias Psicoactivas, el abuso y maltrato, la procreación no deseada, las Infecciones de Transmisión Sexual, etc.. En Fundación Procrear se trabaja con la comunidad para construir ambientes protectores que transformen las representaciones sociales sobre la niñez y la juventud promoviendo cambios en los modos de relación intergeneracional. Para lograrlo, es importante fortalecer la capacidad de organización y agencia de niños, niñas y jóvenes empoderándoles, así como también desarrollar capacidades familiares y comunitarias para que se articulen con esfuerzos de diferentes actores institucionales preocupados así mismo por la protección de la niñez y la juventud. Fundación Procrear consciente de la necesidad de amplificación del trabajo, promueve activamente la formación y consolidación de redes de intercambio juvenil sobre liderazgo, proyecto de vida, asociatividad y emprendimiento organizadas en torno del proyecto Protagonismos Juveniles, modelo para la creación de la estrategia Zonas de Orientación Escolar (ZOE) impulsada a nivel Nacional por el Ministerio de Salud y Protección Social.